PostHeaderIcon DECLARACIÓN DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL AYOTZINAPA: RESPONSABILIDAD DE ESTADO

General

397548_982671858416545_860270729529060182_n

DECLARACIÓN DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL

AYOTZINAPA: RESPONSABILIDAD DE ESTADO

 

Compañeras, compañeros. Estamos de nuevo en esta plaza y somos miles los que nos hemos reunido, somos miles, los que hemos salido de nuevo a la calle. Desde Oaxaca hasta Baja California, desde Guadalajara hasta Chiapas, desde Santiago de Chile hasta Barcelona, Desde París hasta Chilpancingo, desde Ayotzinapa hasta el zócalo de la Ciudad de México, somos miles que volvemos a decir ¡VIVOS SE LOS LLEVARON!, ¡VIVOS LOS QUEREMOS!

Hoy, como desde hace un mes, somos miles, millones los que exigimos la presentación con vida de los desaparecidos, que exigimos justicia y castigo a los culpables, que salimos a apoyar a las Normales Rurales de este país y su proyecto histórico, así como a los familiares de los 43, aquí presentes, que son un ejemplo de entereza, lucha, resistencia y dignidad. A los familiares y los estudiantes normalistas, les llega un mensaje de todo el país y el mundo ¡NO ESTÁN SOLOS!; de las voces diversas, múltiples ha surgido un reclamo, una exigencia, un grito que nos une a todas y todos: ¡JUSTICIA!.

Salimos a acompañar a quienes han sido directamente reprimidos y a los familiares de asesinados y desaparecidos. Salimos de todas partes del país y de innumerables ciudades del mundo porque Ayotzinapa y la desaparición de los 43, simbolizan el desastre humano, político y económico que vive este país. Estamos aquí por solidaridad, apoyo y demanda de justicia, pero también porque Ayotzinapa ha desbordado los límites; Ayotzinapa simboliza cómo se gobierna este país, Ayotzinapa ha cruzado un umbral de represión, violencia,  corrupción e impunidad sin límites que se vive en Iguala, en Guerrero, pero también, a lo largo y ancho de todo México.

Estamos aquí, porque la guerra y violencia que vivimos, la represión que sufrimos, la impunidad con que se nos gobierna han rebasado sus límites. Si estamos hoy aquí es porque queremos decir YA BASTA! Porque queremos gritarles a los poderosos ¡ESTAMOS HASTA LA MADRE!. YA BASTA! YA BASTA DE LA GUERRA que con el pretexto del narcotráfico nos imponen YA BASTA de la represión política que recorre todo el país! YA BASTA de impunidad y corrupción que corroe a todas las estructuras del Estado mexicano! YA BASTA! de un modelo económico grotesco que hace más ricos a quien más tiene y que hace más pobre a los de abajo! YA BASTA de malos gobiernos! YA BASTA!.

 

Estamos en esta plaza para señalar con todas sus letras al ESTADO MEXICANO como responsable de lo sucedido en Ayotzinapa. Algunas voces se apresuran a exculpar a gobiernos e instituciones. Algunas voces se apresuran a declarar como grave, pero excepcional, el caso de Ayotzinapa. Algunas voces piensan e interpretan a Ayotzinapa como un acontecimiento local, debido a la corrupción de un alcalde y de un grupo de sicarios en particular. Esas voces se equivocan o mienten para ocultar y evadir.

 

Ayotzinapa no hubiera sido posible si no existiera una política de desmantelamiento contra las normales rurales de este país. Una política neoliberal en la educación, que ha traído aparejada la represión y persecución del proyecto normalista. Pareciera que quisieran que olvidáramos que fueron los gobiernos Federal y estatales quienes empujaron en los últimos años dicha política de desmantelamiento y represión. Pareciera que quisieran que olvidáramos que en 2011 murieron a manos de las policías del estado dos estudiantes de la misma escuela normal en Guerrero.

Ayotzinapa no hubiera sido posible si no hubiera existido una política represiva, anclada en el autoritarismo y régimen clientelar, caciquil y corrupto que aún vive el Estado de Guerrero. Para los pueblos que resisten hubo detenciones, órdenes de aprehensión y represión policiaca.  Para muchos más en Guerrero hubo ejecuciones extrajudiciales y desaparición. En Guerrero se vive un estado antidemocrático y represivo que concentra el poder en manos autoritarias con apariencia simuladora de democracia electoral.

Pero además, es necesario recordar que fueron policías, no narcotraficantes quienes se llevaron a los estudiantes. Fueron policías y no desconocidos quienes se llevaron a nuestros estudiantes. Fueron autoridades locales, de partidos políticos nacionales quienes dieron la orden de llevárselos, no los grupos criminales. Fueron además, autoridades del estado de Guerrero, fuerzas militares y hasta instituciones federales quienes no actuaron cuando ya tenían conocimiento de lo que sucedía en Iguala. Y fueron partidos e instituciones quienes toleraron por acción o por omisión,  a políticos y empresarios ligados al crimen organizado que dieron la orden de llevárselos.

Y si se los llevaron es porque en Guerrero se acostumbra la represión como forma de hacer política. Se acostumbra la impunidad como manera de silenciar. Se acostumbra la arbitrariedad y las violaciones a los derechos humanos como forma de gobierno. Se acostumbra el nepotismo, las redes familiares de poder e incluso el autoritarismo del gobernador, o de los alcaldes como respuesta a la movilización y protesta popular.  Pero estando aquí, les preguntamos a todas y todos si lo que pasa en Guerrero no se repite en todo el país. Si la impunidad no es cosa de Iguala sino de todo México. Si el autoritarismo y el despotismo no se repite de gobernador en gobernador.  Si lo que hizo posible a Ayotzinapa no se repite en todos los rincones, en todas las estructuras, en todas las instituciones. Ayotzinapa no es un problema local de seguridad por el crimen organizado, sino la expresión más aguda de la crisis y descomposición del Estado mexicano. Ayotzinapa no es sólo un problema más de violencia desmedida de grupos criminales sino que representa, la penetración y colusión de esferas del Estado por el narcotráfico y otros grupos del crimen organizado.

Desde esta plaza, desde el corazón del país, desde el zócalo de la ciudad de México, declaramos que: debido a la política neoliberal de desmantelamiento del normalismo, por el estado represor e impune que se vive en Guerrero, por las numerosas omisiones de diversas instituciones gubernamentales  así como por la colusión y penetración evidente del crimen organizado en esferas institucionales del Estado, AYOTZINAPA ES RESPONSABILIDAD DEL ESTADO MEXICANO y exigimos JUSTICIA.

Compañeros, compañeras, tenemos que mantenernos en las calles hasta que los 43 aparezcan. No debemos abandonar las calles hasta que se haga justicia. Pero no debemos abandonar la calle hasta que el Gobierno Federal se comprometa a respetar y fortalecer al proyecto del normalismo rural. NO debemos descansar hasta que aparezcan nuestros estudiantes. No debemos descansar, sin embargo, hasta obligar a los poderosos a que nuestro país cambie para que Ayotzinapa nunca más vuelva a suceder. Ayotzinapa nunca más! Nunca más un desaparecido, nunca más la represión, nunca más la ejecución extrajudicial. Nunca más la impunidad, la corrupción, el autoritarismo, las manos del gobierno unidas a las de los grupos criminales. ¡NUNCA MÁS!

Pero para que haya verdadera justicia y que Ayotzinapa nunca más se repita debe terminar la guerra y violencia que en México se ha desatado en forma de muerte generalizada, desaparición forzada y militarización que es la que en realidad gobierna México. Debe detenerse ya esta masacre. La clase política toda, gobierna en tranquilidad mientras nuestros hijos desaparecen, mientras nuestros amigos son asesinados, mientras los errores y daños colaterales del Ejército provocan muertes a diario.  La clase política duerme tranquila mientras a diario un feminicidio se realiza, mientras una desaparición, una extorsión, un asesinato se lleva a cabo. Debe detenerse esta barbarie, debemos hacerla detenerse.

Para que Ayotzinapa no se repita debe detenerse la impunidad, la corrupción y que haya verdadera justicia. La clase política toda, gobierna en normalidad mientras la corrupción va desde los policías de tránsito hasta las grandes concesiones de proyectos; mientras  las decisiones de gobierno están plagadas de ilegalidad o de simulación de legalidad; la clase política gobierna en normalidad, mientras que para nosotros acudir a la justicia y a los cuerpos policiacos es despropósito, mientras sufrimos a diario a los gobernantes y sus excesos y autoritarismos. El gobierno federal entrega hoy al narcoalcalde José Luis Abarca como muestra de justicia y acción del Estado con bombo y platillo. Pero hoy también, la clase política no puede responder hasta donde el Estado está coludido con los grupos criminales. ¿Cuántos Abarca hay en todos los municipios de país? ¿Cuántos Abarca hay en los partidos políticos? ¿Cuántos Abarca hay en los gobiernos estatales, en las policías, en el ejército, en las instituciones de justicia? La clase política toda tiene un problema enfrente ¿cómo va a demostrar y hacer creíble que no está lleno de Abarcas en sus filas? Esta crisis, esta descomposición debe detenerse, debemos hacerla detenerse.

Para que Ayotzinapa no se repita, la represión con motivos políticos que se extiende por todo el país debe terminar como política de Estado. Deben liberarse a los presos por luchar de todo el país, deben terminar las detenciones y encarcelamientos, debe terminar la criminalización de la protesta social, debemos hacerla terminar.

Para que Ayotzinapa no se repita, sin embargo, debe cambiar el modelo económico de este país y debe cambiar el régimen político que nos desgobierna hoy. La guerra que vivimos además de una guerra del crimen organizado para repartir sus mercancías y sus productos ilegales, es una guerra del Estado contra los pueblos, por la tierra el territorio y los bienes comunes naturales; es una guerra contra los trabajadores y sus derechos. Esta triple guerra debe detenerse, debemos hacerla detenerse. Para que Ayotzinapa no se repita no se necesitan pactos de elite entre los partidos sino detener la masacre y las estructuras de corrupción e impunidad.

Es por ello, compañeras, compañeros, que queremos proponerles a todas y todos que nos preguntemos si nuestra lucha además de mantenernos en la calle con nuestra exigencia central y principal de aparición con vida de nuestros estudiantes, debe, además, comenzar a organizar y organizarnos, a debatir si nos reunimos y luchamos por cambios profundos que impidan que Ayotzinapa se repita.

Estas afirmaciones que aquí planteamos son el resultado de una discusión colectiva, y desde esa reflexión llamamos a todas y todos quienes se han movilizado en todo el país, a todos aquellos también que sin salir a la calle comparten nuestro grito AYOTZINAPA NUNCA MÁS a discutir cuatro grandes temas que nos unan en la diversidad y en la lucha por terminar con esta barbarie en que se ha convertido nuestro país, nuestro México. Llamamos a discutir en cada escuela, en cada barrio, en cada centro de trabajo o también en sus familias, con sus amigos, en sus pueblos y comunidades, los siguientes puntos:

AYOTZINAPA NUNCA MÁS: ¿Cómo detener la masacre, la guerra y la violencia?

AYOTZINAPA NUNCA MÁS: ¿Cómo parar la impunidad y la corrupción que nos gobierna?

AYOTZINAPA NUNCA MÁS: ¿Cómo detener la represión política y la criminalización de la protesta?

AYOTZINAPA NUNCA MÁS: ¿Cómo es que el modelo económico y el régimen político intervienen en esta tragedia?

Compañeras, compañeros, este mes desde todas nuestras voces, ha surgido un grito de dolor e indignación. Nuestras rabias se han reunido en la calle y en cientos, miles de acciones de solidaridad y esperanza. La desaparición de nuestros 43, duele profundo, duelen como duele el país, duelen de frustración pero también de un grito que nos une. Estas semanas el país ha vuelto a ponerse en pié: Ayotzinapa ha desnudado al poder. Ayotzinapa ha mostrado el desastre y la barbarie en la que vivimos. Pero también Ayotzinapa ha reunido a los diversos, a los pueblos, multitudes y movimientos que juntos queremos detener esa barbarie. Que juntos queremos que Ayotzinapa no se repita nunca más, que juntos gritamos que nos regresen a los 43 que hoy son símbolo de lucha e indignación. Ayotzinapa nos ha reunido en el dolor pero también en la esperanza. Salgamos a la calle a discutir cómo detenemos esta barbarie, salgamos a exigir que nos regresen a nuestros desaparecidos, salgamos a luchar y organizarnos para que en este país, podamos gritar juntos ¡AYOTZINAPA NUNCA MAS!

 

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS1

¡AYOTZINAPA SOMOS TODAS Y TODOS!

¡JUSTICIA, CASTIGO A LOS ASESINOS!

 

131 organizaciones académicas, ambientalistas, artísticas, campesinas,  civiles, comunales, de derechos humanos, eclesiales, estudiantiles, de la diversidad sexual, juveniles,  indígenas, medios libres, políticas, populares y sindicales.

 

#Más de 131 (UIA);  #yosoy132internacional;   Acción Directa Autogestiva-Puebla; Agencia Autónoma de Comunicación Subversiones; Asamblea Nacional de Usurarios de Energía Eléctrica (ANUEE);  Asamblea de Mexicanxs en Argentina; Asesoría Integral y Litigios Estratégicos a Pueblos Originarios (ASER-LITIGIO AC); Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer Elisa Martínez; Bloque Rosa; Brujas de Magón; Casa Ernesto Meneses; Caravana Climática por América Latina; Cátedra Latinoamericana Ignacio Ellacuría de Análisis de la Realidad; Centro de Atención Infantil Piña Palmera; Centro de Derechos Humanos "Fray Francisco de Vitoria OP", A.C.; Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova; Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto; Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS);  Centro de Información Laboral y Asesoría Sindical (CILAS),  Centro Universitario Ignaciano de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; CGH-Ho Chi Minh; Código DH; Colectiva La Castilla Combativa; Colectivo Autónomo de Estudiantes del Claustro; Colectivo Conciencia lucha y rebeldía de la UPN-Ajusco; Colectivo Conciencia Revolucionaria-IPN; Colectivo CUCEB CCH Azcapotzalco; Colectivo de Abogados y abogados Solidarios Causa; Colectivo de Lucha Estudiantil Zaragoza; Colectivo de Resistencia Estudiantil 10 de junio UAMX; Colectivo Gavilán (Iztapalapa); Colectivo Libertad y utopías de la FES Aragón; Colectivo Praxis Combativa; Colectivo RATIO; Colores de Acapulco, AC; Comité Cerezo México; Comité Estudiantil Metropolitano (CEM); Comité Pro-defensa de presos, perseguidos, desaparecidos y exiliados políticos de México. ¡Eureka!; Comité de familiares, amigas/os “Damián Gallardo”;Comuna Oaxaca; Comuna Artística Revolucionaria; Consejo Autónomo Regional de la Zona de Chiapas

Consejo de Gobierno Comunal de Cherán; Consejo para el desarrollo y la autonomía del Pueblo Ayuuk-Oaxaca; Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca; Coordinación de Derechos Humanos de la Ibero Tijuana; Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Coordinación de Gestión Comunitaria de la Ibero Tijuana; Coordinación de Organizaciones Estudiantiles de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Coordinación del Programa de Arquitectura de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Coordinación de Responsabilidad Social de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua  (COPUDA); Coordinadora Nacional de Sindicatos Universitarios, de Educación Superior Investigación y Cultura (CNSUESIC); Defensores Oaxaqueños por Derechos Humanos “Isabel” Ac; Defensoría para la Igualdad; Departamento de Diseño, Arte y Arquitectura de la Ibero Puebla; Departamento de Educación de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Departamento de Humanidades de la Universidad Iberoamericana Puebla; Dirección de Formación Social de la Ibero Tijuana; El Grito Más Fuerte; EDUCIAC; Encuentro por México-Barcelona; Estudiantes de la UASLP; Ex - normalistas de Tenería; Frente Autónomo Audiovisual; Frente contra la represión y el terrorismo de Estado-Michoacán; Frente de Pueblos del Anáhuac-Tláhuac; Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (San Salvador Atenco); Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua-Puebla, Morelos, Tlaxcala; Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra;Frente Popular Francisco Villa Independiente-UNOPII; Fundación Internacional Baltasar Garzón; Fundación para la Democracia; FUNDAR-Centro de Análisis e Investigación; Greenpeace México; Grupo de Mujeres de San Cristóbal de las Casas; Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.); Iglesias por la Paz; Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia; JASS (Asociadas por lo Justo); Jóvenes contra la Catástrofe Ecológica; jóvenes en resistencia alternativa;  Jóvenes ante la Emergencia Nacional; La Voladora Radio-Amecameca; Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos Oaxaca;  Maestría en Comunicación y Cambio Social de la Universidad Iberoamericana Puebla;  México Vía Berlín e.V;  Movimiento Migrante Mesoameriano; Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES);  Movimiento de Liberación Nacional (MLN);  Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad;  Movimiento Popular de Pueblos y Colonias del Sur (MPPCS);  Mujeres Indígenas por Ciarena; Museo Casa de la Memoria Indómita;  Nueva Central de Trabajadores; Organización Nacional del Poder Popular (ONPP);  Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT);  Organización Tlacaelel;  Oxfam México;  Pastoral Social Parroquia de San Pedro de Verona Mártir-Tlalpan; Partido Obrero Socialista-Movimientos al Socialismo;  Perspectivas críticas (PCS); Prepa Ibero Ciudad de México;  Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Programa de Interculturalidad y Asuntos Indígenas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México;  Programa de Medio Ambiente de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México;Programa Indígena Intercultural del ITESO; Programa de Migración y Asuntos Fronterizos de la  Ibero Tijuana;  Programa de Género y Salud de la  Ibero Tijuana;  Programa de Desarrollo Sustentable de la Ibero Tijuana;  Pueblo Indígena Ñatho de Xochicuautla;  Radio Zapote; Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para todas y todos;Sección D-II-IA Académicos del INAH;  Sección D-III-239 del CENART; Servicios Integrales Émuri, AC;  Servicio Paz y Justicia (SERPAJ); Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal;  Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Chapingo (STAUACH);  Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM);  Sindicato Mexicano de Electricistas (SME); Sindicato Único de la Universidad de Colima  (SUTUC);  Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (SUTUACM);  Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva;  Red Nacional de Resistencia Civil;  Regeneración Radio;  Revista Hashtag;  Telar de Raíces;  Tequio Jurídico AC; Yosoy132 Michoacán;  Yosoy132 Londres;  UNASSE;  Unión Popular José María Morelos y Pavón-Edomex.

 

Suma tu firma de organización escribiendo el nombre completo y localidad, estado o país a

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla